Participaciones Preferentes

Qué son

Son un producto que está a medio camino entre los bonos (véase apartado deuda subordinada) y las acciones. Dan derecho a percibir un dividendo fijo de la entidad que lo ha emitido, no obstante, se parecen a las acciones porque son perpetuas y, si la empresa no obtiene beneficios, los inversores en participaciones preferentes pierden el dividendo. Por ello se las denomina “ultra-subordinadas” y con “intereses no acumulativos contingentes”. Desde la denominación hasta su presentación `presentan la apariencia de ser productos no complejos, cuando en realidad hay opciones a favor del banco y un grave riesgo de crédito.

Cómo operan

En las participaciones preferentes su orden de prelación es inmediatamente después de las acciones y el dividendo sea no acumulable, lo que las convierte en productos de riesgo y posible pérdida de capital en escenarios de crisis financiera.

Por ello se trata de un producto no adecuado para inversores con perfil conservador además de un producto ilíquido.

Algunos ejemplos de participaciones preferentes comercializadas por la banca española son:

  • Preferentes de Lehman Brothers. Deficiente información de la solvencia del emisor en la compra del producto y de su deterioro posterior. Resultado: Pérdida del 100% del dinero invertido por quiebra de la entidad financiera.

  • Preferentes de bancos islandeses (Landsbanki, Kaupthing y Gitnir). Deficiente información de la solvencia del emisor en la compra del producto y de su deterioro posterior. Resultado: Pérdida del 100% del dinero invertido por quiebra de las entidades financieras.

  • Preferentes de Bankia, Nocacaixagalicia y Banco de Valencia entre otros. Deficiente información de la solvencia del emisor en la compra del producto y de su deterioro posterior abuso de mercado. Resultado: Pérdida parcial del dinero invertido.

En muchos casos de sentencias firmes indemnizatorias ya sea del 100% o del 80%. La documentación que la CNMV ha aportado en las querellas permite reclamaciones objetivas e independientes del perfil del adquirente (empresa o particular).